Los mejores consejos para comprar online de forma segura

Comprar online ha cambiado la forma en que compramos las cosas. Para muchos, Internet se ha convertido en el lugar al que acudir para comprar ropa, muebles, material de oficina y mucho más. Si eres un comprador frecuente, entenderás la facilidad, conveniencia y velocidad de las compras online. Una búsqueda simple te brinda acceso a prácticamente todo lo que estás buscando, que a menudo está disponible para entrega al día siguiente.

Pero mientras el comercio minorista online continúa creciendo, los estafadores continúan encontrando nuevas formas de aprovecharse de los compradores que intentan encontrar la siguiente mejor oferta. Aún así, hay medidas que puedes tomar para protegerte y comprar online barato y seguro.

Limita tus compras online a minoristas confiables

¿Cómo saber si un sitio web es confiable o no? Ver un icono de candado cerrado y «https» en la URL es un buen primer paso. Si ingresas a un sitio que no tiene estas dos cosas en la barra de direcciones, tus datos corren un mayor riesgo de ser compartidos o robados.

También hay algunas medidas de seguridad adicionales que debes tomar cuando visites un sitio:

  • Asegúrate de que la URL sea correcta y no tenga errores ortográficos. Los estafadores intentarán aprovecharse de que escribas apresuradamente y escribas mal una palabra en la URL para dirigirte a un sitio fraudulento. Incluso llegarán tan lejos como para hacer que un sitio web falso se vea exactamente como uno real para que compartas tu información.
  • Verifica el certificado de seguridad del sitio. Haz clic en el icono del candado cerrado y busca el campo que dice «La conexión es segura». Al hacer clic aquí obtendrás más información sobre la conexión y validez del certificado.

Crea contraseñas únicas para tus cuentas

Aunque es conveniente usar la misma contraseña para todas las cuentas que tengas, elegir una contraseña única para cada cuenta será de gran ayuda para protegerte online. Cuanto más segura sea la contraseña, más difícil será adivinarla para los estafadores.

Como regla general, una contraseña segura tiene entre 8 y 30 caracteres y combina:

  • Letras (mayúsculas y minúsculas).
  • Números.
  • Y caracteres especiales (como $,#, @, !, %, &,*).

Cuestiona ofertas increíblemente buenas

Todo el mundo ama una gran oferta. La gente se apresura a hacer pedidos de cosas que tienen grandes descuentos online. Sin embargo, si el precio parece demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que sea una estafa.

¿No estás seguro de cómo detectar una oferta falsa online? Busca estas señales de advertencia:

  • El sitio te pide que pagues por adelantado para desbloquear la oferta o recibir un cupón de descuento.
  • No puedes pagar con un método seguro como tu tarjeta de débito, tarjeta de crédito o aplicaciones de pago.
  • El sitio tiene una política de devolución/reembolso vaga o inexistente.

Protege tus dispositivos y navegadores de Internet

Si no detectas señales de un sitio web inseguro, configura tu dispositivo y tu navegador de Internet para que hagan el trabajo por ti. Puedes instalar software de seguridad para tu computadora, teléfono y tablet para recibir alertas cada vez que ingreses a un sitio dañino o hagas clic en una ventana emergente maliciosa. En cuanto a tus navegadores, te recomendamos que elijas configuraciones de seguridad sólidas e instales las últimas actualizaciones tan pronto como estén disponibles.

Evita las compras online en público

El Wi-Fi público es el mejor amigo de todo estafador. Comprar online mientras estás conectado a una red pública puede ser riesgoso porque no hay garantía de quién la administra y quién puede acceder a ella. Los estafadores pueden hacerse pasar por la cafetería, el restaurante o el centro comercial en el que te encuentras para engañarte y que te unas a su red y obtener tu información.

Los ciberdelincuentes también pueden interceptar tu actividad online cuando te conectas a una red Wi-Fi pública. Esto incluye tus correos electrónicos, historial de navegación, cuentas de redes sociales y credenciales de inicio de sesión, lo que podría comprometer tus datos privados. Cíñete a tu Wi-Fi personal o a tus datos móviles cuando compres online para mantener tu información segura.

Utiliza aplicaciones de pago móvil

Las aplicaciones de pago móvil (o billeteras digitales) como Apple Pay y Google Pay se consideran más seguras para las compras online que ingresar directamente los datos de tu tarjeta al momento de pagar. Esto se debe principalmente al mecanismo de tokenización de estas aplicaciones, que está diseñado específicamente para prevenir el fraude con tarjetas de crédito o débito online.

Ten cuidado con los intentos de phishing, smishing y vishing relacionados con las vacaciones

Los estafadores aprovechan las fiestas (y las promesas de ofertas especiales) para enviar atractivos correos electrónicos (phishing), mensajes de texto (smishing), códigos QR (quishing) y correos de voz (vishing) para tratar de obtener tu información personal, robar tu dinero o atraparte para hacer clic en un enlace malicioso para descargar software malicioso.

Si recibes un correo electrónico, un mensaje de texto o un código QR que anuncia una gran oferta, no hagas clic en ningún enlace ni abras ningún archivo adjunto; visita el sitio web directamente para disfrutar de la experiencia de compra más segura.

Sé consciente de lo que compartes

Desconfía de las tiendas online que te piden que proporciones tu fecha de nacimiento u otra información confidencial que no necesitan para venderte un producto.

Ten en cuenta que algunas tiendas online pueden solicitarte información adicional a través de una serie de preguntas que hayas configurado personalmente de antemano. Solo tú sabrás la respuesta a estas preguntas y simplemente se utilizan como una forma de verificar tu identidad cuando inicias sesión en tu cuenta.

Controla tus transacciones bancarias online

Asegúrate de revisar tus extractos bancarios con regularidad. Si observas una transacción que no realizaste en tu extracto bancario, podría ser una señal de actividad fraudulenta y debes comunicarte con tu banco de inmediato. También puedes configurar alertas de tu banco para recibir notificaciones cada vez que se realice una transacción con tu tarjeta.

A medida que más minoristas y clientes confían en las compras online, no hay duda de que Internet se ha convertido en el lugar para comprar y vender cosas. Aún así, es importante ser proactivo con respecto a tu seguridad. Si tienes alguna sospecha sobre un sitio web, déjalo y compra en otro lugar. Al final del día, confía en tu instinto y sé inteligente al ingresar los datos de tu tarjeta para aprovechar al máximo tus compras online baratas y seguras.

Deja un comentario